miércoles, 11 de octubre de 2017

Día Internacional de la Niña





Todos los días, las niñas hacen frente a la discriminación y la violencia en todo el mundo. El Día Internacional de la Niña centra la atención en la necesidad de abordar los desafíos que enfrentan las niñas y promover su empoderamiento y el cumplimiento de sus derechos humanos.


Por el mero hecho de ser niña, una cuestión únicamente de género y en un siglo en el que hablamos de modernización de la vida e igualdad de oportunidades hay un amplio sector de la población mundial que sigue padeciendo una situación de desigualdad por pertenecer al género femenino.

Desigualdad transformada en violencia, la ONU Mujeres nos habla en cifras y nos cuenta que hay 1,1 mil millones de niñas en el mundo.  

Cada 10 minutos, en algún lugar del mundo, una adolescente muere como consecuenciade la violencia. En las emergencias humanitarias la violencia de género a menudo aumenta, y las niñas se ven sometidas a violencia física y sexual, al matrimonio infantil, la explotación y la trata. Tienen mayor dificultad en el acceso a la escolarización con todas las consecuencias derivadas de ello tanto en su futuro laboral como en su independencia económica en la edad adulta.

¡No podemos obviar estas cifras!

Las niñas de hoy son las mujeres del futuro y el cambio hacia esta desigualdad se encuentra en la educación y en todas las pequeñas acciones realicemos en nuestro entorno como padres, madres, tíos, tías, hermanos/as. En nuestro entorno también existen estas diferencias, existe la violencia de género, violencia física y violencia sexual.

¡No podemos obviar esta realidad!

No es sólo una cuestión de mujeres que deba ser resuelto entre las mujeres, estamos ante un problema social con consecuencias sociales que son responsabilidad de todos y todas.

¿Estás preparado para actuar? Actuar desde la EDUCACIÓN para...


  • Promover el cambio real
  • Respetar la identidad de género
  • Propiciar un trato igualitario
  • Romper los estereotipos sociales
  • Educar en la igualdad de oportunidades
  • Renunciar al uso de juegos y juguetes sexistas
  • Favorecer la corresponsabilidad como parte activa del cambio
  • Olvidar el azul y el rosa como signo de identidad
  • Romper mitos como que las niñas deben ser guapas, buenas, dóciles y sensibles y los niños valientes, atrevidos, osados y fuertes
  • Utilizar un lenguaje inclusivo e integrador que incluya a todas las personas independientemente de su género

Es posible que no cambiemos el mundo, pero sí nuestro mundo ynuestro entorno mejorando la calidad de vida de quienes nos rodean además de mejorar la situación de nuestras hijas e hijos.